Policía en Israel asalta una casa durante una boda que incumplía las normas anticoronavirus

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Un centenar de personas se encontraban en la celebración, parte de los cuales recibieron a los agentes con lanzamientos de platos y botellas de aceite.

Un grupo de agentes de la Policía y la Guardia Fronteriza de Israel tomó por asalto una casa en el asentamiento de Guivat Zeev, situado en las afueras de Jerusalén en territorio palestino ocupado. El motivo para la redada, ocurrida en la noche del pasado miércoles, fue la celebración de una boda que no respetaba las regulaciones de control de la pandemia de coronavirus.

Contrariamente a las restricciones impuestas, un centenar de personas se habían congregado en el interior del edificio y en un patio, por lo que unos «ciudadanos preocupados» denunciaron el evento, informan medios locales.

Cuando los agentes irrumpieron en el lugar, parte de los presentes los recibieron con lanzamientos de platos y botellas de aceite, provocando heridas leves a un uniformado, que se cortó con un trozo de cristal luego de resbalar y caer al suelo. Un miembro de la familia anfitriona también resultó herido durante la acción policial.

El violento asalto quedó registrado en un video en el que se escuchan llantos y gritos y se puede ver a un hombre tirado en el suelo y a un joven con un brazo ensangrentado. «Miren lo que le hicieron», gritan los invitados a los agentes, que acto seguido procedieron a realizar detenciones e imponer multas.

Según la Policía, la operación tenía como objetivo hacer cumplir las regulaciones sanitarias. Sin embargo, el ministro de Seguridad Pública de Israel, Amir Ohana, prometió examinar el caso «en persona y en profundidad» y afirmó percibir «con dolor» las imágenes de la redada, que calificó de «difíciles y desafortunadas».

Comentarios

Deja un comentario