La realidad del comunismo en China: pobreza, desigualdad y corrupción

Algunas personas en la sociedad occidental han sido engañadas por la afirmación de que el comunismo es un sistema de igualdad a pesar de su tiranía. Sin embargo, al examinar los hechos y la estadística no censurada, lo que se encuentra es una fábrica de pobreza, desigualdad y corrupción.

A continuación se presenta un análisis utilizando a China como ejemplo. Espero que ayude a la gente a reconocer la naturaleza del partido comunista chino (PCCh) y a renunciar al régimen totalitario, sus violaciones de los derechos humanos y la persecución religiosa.

La pobreza en China

La sociedad china de estudios de derechos humanos publicó recientemente un informe para promover a China como muy superior a los Estados Unidos, en el que se decía que la mitad de las familias estadounidenses luchaban por mantener su estilo de vida básico. La declaración es falsa, pero podría engañar a los chinos que repiten lo que dicen los medios de comunicación controlados por el PCCh.

China debate pobreza extrema depois de mãe ter morto os ...

Según el PIB nominal per cápita para 2019 publicado por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, el PIB per cápita de los Estados Unidos era de más de 65.000 dólares y de unos 10.000 dólares el de China.

El primer ministro chino Li Keqiang anunció en mayo que unos 600 millones de ciudadanos chinos tienen un ingreso mensual de 1.000 yuanes (144 dólares) o menos. Un informe de investigación publicado por la universidad normal de Beijing en 2019 apoyó la afirmación de Li. El informe muestreó a 70.000 personas y dedujo que el 43% de la población (600 millones) tiene un ingreso mensual de menos de 1.090 yuanes. Entre ellos, 220 millones tienen un ingreso mensual de menos de 500 yuanes (72 dólares).

El juego de números del índice de Gini

El PCCh es conocido por manipular los números para apoyar sus discursos. Por ejemplo, después del terremoto de Tangshan en 1976, las autoridades chinas informaron primero de una cifra de 655.000 muertos, pero más tarde la redujeron a 240.000. Por otra parte, la disminución repentina del número de vales distribuidos (que era una necesidad en ese momento para comprar telas o alimentos) indicó una disminución de por lo menos 550.000 personas, cifra que estaba más a la par con el mayor número de muertos anunciado inicialmente.

Otro ejemplo fue la hambruna provocada por el hombre en 1959-1961. El PCCh nunca anunció el número de muertos y de hecho trató el tema como un tabú para los investigadores. Frank Dikötter, catedrático de humanidades de la universidad de Hong Kong, llevó a cabo estudios independientes y concluyó que el número de muertos era de al menos 45 millones en su libro La gran hambruna de Mao.

Del mismo modo, el índice de Gini, un indicador de la desigualdad de ingresos, también sigue siendo un misterio en China. En 1978, China comunicó un índice de Gini de 0,3, que subió a 0,4 en 1994. No hubo ningún anuncio oficial del índice de Gini entre 2002 y 2011. En 2012, la oficina nacional de estadística (NSB) comunicó abruptamente todas las cifras entre 2002 y 2012, y afirmó que el índice había bajado de 0,479 en 2003 a 0,474 en 2012.

China puede censurar fotos en tiempo real en apps de ...

Pero estos números recibieron un amplio escepticismo. En un informe en el Atlántico en enero de 2013 titulado “Lo que realmente significan los datos de desigualdad recién publicados de China”, Xu Xiaonian, profesor de economía y finanzas de la Escuela Internacional de Negocios China Europa, fue citado diciendo que estos datos eran como “un cuento de hadas que nadie se atrevería a escribir”. “Un periodista me llamó y me pidió que comentara las cifras macroeconómicas de hoy. ¿No estaría mal de la cabeza si comentara sobre estas cifras falsas?”

Un índice de Gini superior a 0,4 se suele considerar una desigualdad que podría dar lugar a inestabilidad política y conflictos sociales. Después de que este número llegara a 0,41 en China en el año 2000, la NBS dejó de publicar esos datos. Un equipo de investigación de la Universidad de Michigan analizó 7 encuestas nacionales en China y calculó los índices de Gini en base a ellas. Los resultados fueron publicados en mayo de 2014 en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS) con el título de “Desigualdad de ingresos en la China de hoy”.

Ver también:  La ONU anuncia una billetera de identificación digital biométrica

Los números de estas 7 encuestas oscilaron entre 0,483 y 0,611, con un promedio de 0,54. Dada la censura de la información en China, el número real podría ser mucho mayor. Pero incluso 0,54 pondría a China en el mayor índice de Gini entre los principales países del mundo.

“Retener los datos ha sido un interés del gobierno [chino], un intento de evitar llamar la atención sobre una realidad que un número cada vez mayor de chinos encuentra frustrante”, informó un artículo sobre Quartz en abril de 2014 con el título de “China está ocultando la mala desigualdad de ingresos”.

Corrupción: Cuando el efectivo se mide en toneladas

El índice de Gini real podría ser más alto porque los funcionarios superiores tienen grandes sumas de ingresos no declarados. Wei Pengyuan, ex director del departamento de carbón de la administración nacional de energía, fue investigado por corrupción en mayo de 2014. Como se encontró una gran cantidad de dinero en efectivo en su residencia, los bancos locales proporcionaron 16 contadores de dinero, entre ellos 4 que fueron dañados en el lugar debido al uso intensivo. Al final, se determinó que el dinero era de 230 millones de yuanes (o 33 millones de dólares).

Lai Xiaomin, ejecutivo de negocios y economista superior, era el jefe del partido y líder del consejo de administración de China Huarong Asset Management. Entre toda la fortuna que acumuló mediante la corrupción y el soborno, parte de ella se guardaba en sus numerosas cajas fuertes. Después de que fuera investigado en abril de 2018, los funcionarios encontraron 270 millones de yuanes (o 39 millones de dólares) de dinero en efectivo en su residencia, con un peso total de unas 3 toneladas (o 6.600 libras).

La corrupción en China | Wall Street International Magazine

Además de los altos funcionarios, los descendientes de altos funcionarios políticos -conocidos como príncipes- también acumularon grandes cantidades de activos, que están depositados tanto dentro de China como en el extranjero. La radio pública alemana Deutsche Welle informó en abril de 2012 que 2.900 príncipes chinos poseían una fortuna de unos 2 billones de yuanes (o 320.000 millones de dólares en ese momento). Habían controlado muchas industrias, especialmente las finanzas, el comercio exterior y los bienes raíces. “De los 3.220 chinos con fortunas de más de 100 millones de yuanes, sólo 288 no son descendientes de altos funcionarios”, escribió el informe.

Minghui


Si te gusta nuestro contenido te recomendamos seguirnos en Facebook o suscribirte a nuestro Telegram

Este blog se sustenta únicamente gracias a sus lectores.
Puede apoyarnos de una manera totalmente gratuita o realizando una aportación económica

Deja un comentario