El ex vicepresidente de Pfizer avisa que el gobierno británico piensa vacunar a todos los niños de 12 a 15 años sin el consentimiento de los padres: «No puede ser clasificado de otra manera más que de asesinato»

«Sabiendo lo que sé desde mis 40 años en formación y práctica en toxicología, bioquímica y farmacología digo que participar en este extraordinario abuso de niños inocentes bajo nuestro cuidado no puede ser clasificado de otra manera más que de asesinato»