Documento de la CIA demuestra la increíble capacidad de ‘escritura paranormal’ de una niña superdotada

Un estudio de China, traducido y archivado en la sala de lectura electrónica de la CIA, demuestra la capacidad de una niña talentosa para escribir físicamente en una hoja de papel dentro de un recipiente cerrado sin usar nada más que su mente.

Artículo original de CollectiveEvolution:

¿Existen habilidades paranormales? Una pregunta audaz que a menudo sentimos se basa en creencias y no en ciencia. Pero al buscar parámetros que puedan ayudar a determinar si algo es real o no en nuestro mundo, como publicaciones revisadas por pares, secuencias de video y la capacidad de experimentar algo, entonces sí, las habilidades paranormales existen y hay muchos ejemplos diferentes para elegir. eso ilustra claramente esto.

Lo curioso es que estas habilidades se estudian y entrenan en los niveles más altos del gobierno y el ejército, pero dentro de la academia, se ignora casi por completo.

Como señaló el Instituto Chino de Energía Atómica en 1991, en un estudio archivado por la CIA:

“Tales fenómenos y habilidades paranormales del cuerpo humano son inimaginables para la gente común. Sin embargo, son realmente ciertos «.

En el estudio, los investigadores chinos proporcionan múltiples ejemplos de un maestro de Qi Gong, que bajo condiciones controladas de doble ciego, pudo teletransportar pequeños objetos de contenedores de un lugar a otro usando nada más que influencia mental ( rompiendo barreras espaciales ). Varios sujetos de prueba pudieron hacer esto, incluidos los niños superdotados. Este es solo un ejemplo de investigación y observación publicada de este tipo de fenómeno bajo estrictos controles.

Otro gran ejemplo y el tema principal de este artículo, proviene de un estudio publicado en  The Chinese Journal of Somatic Sciences  por investigadores de la Universidad de Fudan, una importante universidad de investigación ubicada en Shanghai. El estudio también está / fue documentado y traducido por la CIA en ese momento, pero no fue aprobado para su publicación hasta el año 2000.

El estudio se titula  Investigación sobre la fuerza de la escritura parapsicológica. El estudio explica que la escritura parapsicológica es solo una forma de habilidades paranormales mostradas por los humanos y cita una “gran cantidad de experimentos” donde este tipo de fenómeno se ha demostrado y documentado repetidamente.

La escritura parapsicológica incluye una serie de fenómenos parapsicológicos complejos que incluyen mover el instrumento de escritura, romper las barreras espaciales y la escritura dirigida por el pensamiento. Estos fenómenos paranormales no se pueden explicar utilizando el conocimiento científico moderno. Sin embargo, el registro de fenómenos paranormales, especialmente de la acumulación de datos sobre experimentos llevados a cabo utilizando métodos científicos estrictos, debe finalmente acercarse y revelar la verdad sobre este reino desconocido.

El estudio fue diseñado para detectar cualquier tipo de posible «fuerza» que de alguna manera pudiera medirse cuando las personas superdotadas demostraron su capacidad «paranormal». Se realizaron tres experimentos para hacer esto.

El primero usó una balanza mecánica y una niña llamada «Little Gi». La balanza tenía una cubierta de vidrio y era muy sensible a los objetos livianos. En la placa izquierda de la balanza, los investigadores colocaron un bote de película de plástico. Dentro de ese bote de película colocaron un cuadrado de papel blanco. La tapa del bote de película estaba ligeramente abierta. En la placa lateral derecha de la balanza mecánica, colocaron un trozo de material idéntico al peso del bote con el trozo de papel en su interior, para que la balanza se mantuviera nivelada.

Más ilustraciones están disponibles en el estudio .

Junto a la balanza mecánica había una losa de hormigón con un bolígrafo.

El experimento requirió que Little Gi usara sus pensamientos para «escribir» o «dibujar» en la hoja de papel ubicada dentro del bote de película con una pluma estilográfica de tinta negra. Los resultados fueron increíbles:

Debía concentrar sus pensamientos en esto con la excepción de todo lo demás. Realizamos un total de nueve experimentos, de los cuales tres tuvieron éxito. Cada experimento duró de 15 a 25 minutos. Las palabras y los dibujos eran todos negros, como la tinta de la pluma estilográfica utilizada en el experimento. En los tres experimentos exitosos, dos tenían caracteres y dibujos claros y el otro tenía círculos y puntos bastante borrosos. Ninguno de los dos observadores vio que el equilibrio mecánico se movía en absoluto, lo que demuestra que el cartucho de película no estaba bajo ninguna «fuerza exterior» observable.

Si está anonadado por los supuestos resultados de este estudio, ciertamente no está solo. Lo que estamos viendo aquí es un ejemplo de que los humanos pueden tener habilidades mucho más allá de lo que somos conscientes hoy, y que puede ser una cuestión de desarrollo que otros se den cuenta de estas habilidades.

Ver también:  Tribunal de Apelación en Portugal considera que las PCR no son fiables y levanta un confinamiento

Para mí, hubiera sido interesante si antes y después del experimento examinaran la tinta dentro del bolígrafo para determinar si de alguna manera era la fuente de la escritura. Pero los diversos bolígrafos utilizados tenían tinta de diferente color, y en el siguiente experimento, los investigadores mencionan cómo las marcas de tinta que aparecían en el papel eran tanto azules como verdes, al igual que la tinta de los bolígrafos.

El segundo experimento utilizó un termobalance para intentar detectar algún tipo de fuerza generada por la voluntad mental de los sujetos. Un termobalance proporciona un registro continuo de la relación entre masa y temperatura. En el experimento, se pegó un trozo de cinta en blanco a uno de los brazos de la termobalanza. El brazo se cubrió con un tubo de vidrio para evitar que las corrientes de aire afectaran el experimento. La pequeña Ji se sentó en el borde de una mesa que estaba a 0,5 metros de la balanza, de espaldas al instrumento. Sobre la mesa había una pluma estilográfica.

El experimento requirió que el sujeto usara sus pensamientos para «escribir» en la cinta blanca con la pluma estilográfica. Durante el experimento, los que administraban el experimento siempre observaban el progreso del experimento desde un lado, y el registrador automático dibujó el gráfico de peso / tiempo. Se llevaron a cabo diez experimentos en total, y tres de ellos tuvieron éxito. Cada experimento duró aproximadamente 20 minutos. La «escritura» eran siempre puntos del mismo color que la tinta utilizada en las plumas estilográficas del experimento (verde y azul).

Otro resultado increíble, pero no termina ahí.

El tercer experimento fue similar a los dos anteriores. Solo que esta vez usó un cristal piezoeléctrico para intentar detectar algún tipo de fuerza electromagnética. No se detectó fuerza, pero varios sujetos en este experimento pudieron escribir con éxito en el papel en blanco diez veces con éxito.

No existe una explicación conocida y ampliamente aceptada para el fenómeno observado por los investigadores, y quizás nuestros métodos para detectar algún tipo de «fuerza» aún no estén lo suficientemente avanzados. Independientemente, estas habilidades son reales y se han demostrado muchas veces, pero no podemos encontrar una explicación para explicarlas. Además, es probable que la mayoría de las personas sean demasiado escépticas como para desear siquiera intentar comprender cómo está sucediendo esto, y probablemente desafiaría toda su visión del mundo.

Los autores del estudio explican que:

… Aparece la “pluma” en su “mente”, se imaginan el objeto sobre el que va a escribir la pluma (papel, cinta, etc). Finalmente, el «bolígrafo» de repente escribirá o hará una marca en el papel o cinta en sus mentes con un destello y el proceso habrá terminado. También hay ocasiones en las que la persona utilizará el pensamiento para visualizar el papel o la cinta y luego imaginar el “bolígrafo” y, finalmente, el destello descrito anteriormente.

Los autores plantean la hipótesis de que algún tipo de ondas de pensamiento están interactuando directamente con las «ondas de materia» de estos objetos, pero de nuevo, no hay forma posible de saber exactamente qué está pasando. En este momento sigue siendo inexplicable, pero una cosa parece segura, el poder, la intención y la pura voluntad del cuerpo humano, posiblemente no solo de la mente, está interactuando de alguna manera con la materia material física. Hemos visto esto en una serie de experimentos de conciencia y física cuántica a nivel cuántico, y también a nivel convencional utilizando, en este caso, personas con habilidades «paranormales».

Apoya el blog 🤝


Si te gusta nuestro contenido te recomendamos seguirnos en Facebook o suscribirte a nuestro canal de Telegram

Deja un comentario