Un niño de 12 años se suicidó tras sentirse deprimido y aislado por los encierros del COVID en Texas

«Creo que se avecina un tsunami de salud mental», dice el padre de Hayden Hunstable. «Tenemos que salvar a esta generación».

Publicidad:

Un niño de 12 años de Aledo, Texas, se quitó la vida ahorcándose apenas tres días antes de su 13º cumpleaños en abril de 2020, después de informar a su familia de los sentimientos de depresión y aislamiento inducidos por los encierros de COVID.

Hayden Hunstable fue descrito por su padre Brad como un niño que «amaba el fútbol y le gustaba estar rodeado de gente, era muy sociable.»

Brad Hunstable declaró a el medio británica Metro que cree que su hijo «seguiría vivo hoy» si no fuera por las restricciones de cierre de COVID.

Publicidad:

«Creo que todo se le vino encima, se sintió abrumado y tomó una decisión trágica», dijo Brad Hunstable.

«El 17 de abril se nos fue el agua en la casa y mi padre vino, Hayden nos ayudó a arreglarlo. Era un hermoso día soleado y le di un abrazo y un beso en la cabeza. Luego, cuando mi padre se fue, sólo quedamos en casa Kinlee, Hayden y yo. Sólo había una ventana de 30 minutos, Hayden se había ido arriba. Entonces mi hija bajó corriendo y dijo que Hayden se había colgado».

«Subí corriendo, lo bajé y traté de salvarlo. Le hice la reanimación cardiopulmonar, pero no pude salvarle», recuerda Brad Hunstable. «Se había ido. Ese día vi algo horrible y no se lo deseo a nadie. Todavía tengo pesadillas al respecto».

La escuela de Hayden entró en modo de cierre en marzo de 2020, privando al niño de su capacidad para hacer deporte y ver a sus amigos. Brad Hunstable señaló que «le encantaba el fútbol y le gustaba estar rodeado de gente, era muy sociable». El aprendizaje virtual a través de Zoom también frustró a Hayden.

Pocos días antes de su trágica muerte, los padres de Hayden le compraron un monitor de ordenador para que pudiera jugar y hablar con sus amigos en su próximo cumpleaños.

Publicidad:

«Por culpa del Covid no pudo celebrar una fiesta, así que le compramos un monitor para eso. Luego, cuando la policía estuvo investigando después del 17 de abril, descubrieron que había vuelto a romper el monitor, justo en la esquina», dijo Brad Hunstable. «No sé si tenía miedo de meterse en problemas o estaba ansioso por no poder hablar con sus amigos y arruinar su cumpleaños».

Desde entonces, Brad Hunstable ha puesto en marcha una organización llamada Hayden’s Corner, cuyo objetivo es ayudar a los padres a hablar con sus hijos sobre la depresión y la salud mental.

«Creo que se avecina un tsunami de salud mental -concluyó Brad Hunstable-. Tenemos que salvar a esta generación».

Publicidad:

🔎 | Metro.co.uk | NationalFile

Trikooba se sustenta únicamente gracias a sus lectores. Recuerda que siempre puedes apoyarnos de una manera totalmente gratuita, o realizando una mínima aportación económica. SI quieres saber cómo, haz clic aquí: Apoya el Blog

Deja un comentario