ESTADO POLICIAL COVID EN EL REINO UNIDO: Los viajeros deben pagar su cuarentena en hoteles, someterse a 3 test, multa de 10.000 libras por salir al exterior y 10 AÑOS de cárcel si se les pilla tratando de evitar «la ley»


Los grupos de asesoramiento científico del gobierno también impulsan el seguimiento de las personas mediante GPS.

Publicidad:

Cualquier persona que viaje a Gran Bretaña desde un país de la «lista roja» del gobierno debe permanecer en cuarentena en un hotel (que tendrá que pagar), y someterse a TRES pruebas de COVID, según las nuevas leyes draconianas que está aplicando el gobierno.

El Secretario de Sanidad, Matt Hancock, anunció estas nuevas normas, sin precedentes y de gran alcance, y afirmó que «no se disculpa» por estas medidas tan severas.

Publicidad:

A partir del lunes, cualquier persona que entre en el país tendrá que pasar tres pruebas de PCR para que se le permita cualquier tipo de libertad dentro del país después de haber completado una cuarentena de diez días en un hotel seleccionado por el gobierno, con un coste de casi dos mil libras.

Habrá guardias de seguridad repartidos por todos los hoteles, y la policía estará a la espera si los que están dentro intentan salir antes de su fecha de salida.

Hancock dijo que cualquiera que sea sorprendido rompiendo la cuarentena podría ser multado con diez mil libras, mientras que cualquiera que sea sorprendido mintiendo sobre su procedencia de un «punto caliente» de COVID podría ser encarcelado hasta una década.

Incluso aquellos que no procedan de uno de los 33 países de la «lista roja» y lleguen desde otro lugar, tendrán que dar negativo en la prueba antes de que se les permita viajar, y después deberán permanecer en cuarentena en su domicilio durante diez días para que las autoridades puedan «comprobar que cumplen las normas».

Publicidad:

Las pruebas COVID, que cuestan más de 100 libras cada una, serán necesarias el segundo y el octavo día de aislamiento, y deberán reservarse a través de un nuevo portal gubernamental antes del viaje, según la nueva ley.

Si las pruebas son positivas, se exigirá otra cuarentena de diez días.

El incumplimiento de las pruebas conllevará multas de 1.000 libras la primera vez, y de 2.000 libras la segunda.

Hancock señaló: «Esto incluye una sanción de 1.000 libras esterlinas para cualquier llegada internacional que no se someta a una prueba obligatoria, una sanción de 2.000 libras esterlinas para cualquier llegada internacional que no se someta a la segunda prueba obligatoria, así como la ampliación automática de su periodo de cuarentena a 14 días, y un aviso de sanción fija de 5.000 libras esterlinas -que se eleva a 10.000 libras esterlinas- para las llegadas que no hagan la cuarentena en un hotel designado».

Publicidad:

Cualquiera que espere librarse de las medidas de restricción reservando un viaje a través de una compañía de bajo coste o menos rigurosa se verá probablemente decepcionado, ya que Hancock anunció que «las compañías de transporte de pasajeros tendrán la obligación legal de asegurarse de que los pasajeros se han apuntado a estas nuevas medidas antes de viajar, y serán multados si no lo hacen».

Le recomendamos:  Más de 150 corporaciones multinacionales tienen directores ejecutivos que exigen que Biden sea nombrado presidente de inmediato

Sin embargo, una fuente de la aviación dijo ayer a los periodistas que «estamos completamente a oscuras. Todavía no sabemos si el Gobierno querrá que neguemos el embarque» a las personas que no hayan presentado los resultados de las pruebas o reservado en un hotel de cuarentena.

Los aeropuertos del Reino Unido también han expresado su preocupación por cómo se aplicarán las normas, y un portavoz de Heathrow ha señalado que «los ministros tienen que trabajar con la industria para establecer cómo se aplicará realmente esta política en la frontera».

El personal de la frontera también ha dicho que no se les ha dicho nada, y un funcionario de inmigración señaló que «es probable que todo esto se base en la honestidad. Si no salimos físicamente de los mostradores de llegadas y llamamos por teléfono a los hoteles para comprobar que esas personas han reservado en ellos, no tenemos forma de confirmarlo».

Publicidad:

Hancock no dio ninguna indicación sobre la duración de las nuevas leyes, aunque los miembros del Grupo de Asesoramiento Científico para Emergencias (SAGE) del gobierno británico han sugerido que los cierres podrían durar «varios años».

Los diputados conservadores que se oponen a las actuales restricciones a nivel nacional arremetieron contra Hancock en la Cámara de los Comunes, advirtiendo que el país se enfrenta a un «cierre para siempre».

El diputado Mark Harper se preguntó «¿Cuándo va a terminar esta política, si es que alguna vez lo hace? Porque si el virus sigue mutando, seguramente el riesgo va a estar ahí para siempre y, por tanto, ¿cuándo se podrá eliminar?»

SAGE también ha sugerido que, además de las cuarentenas forzadas, se podría rastrear a quienes entren en Gran Bretaña, incluidos los ciudadanos, utilizando el GPS de los teléfonos móviles.

Esta idea ya fue planteada por un diputado conservador el mes pasado.

🔎 | SummitNews

Trikooba se sustenta únicamente gracias a sus lectores. Recuerda que siempre puedes apoyarnos de una manera totalmente gratuita, o realizando una mínima aportación económica. SI quieres saber cómo, haz clic aquí: Apoya el Blog

Deja un comentario