España: La banca sigue subiendo el precio de sus cuentas y empieza a cobrar por los depósitos

Los bancos españoles han puesto las cartas sobre la mesa. Su objetivo es rentabilizar a todos sus clientes y si no pueden hacerlo a base de seguros, planes de pensiones, fondos de inversión, tarjetas de crédito u otros productos que les reporten beneficios, lo harán cobrando comisiones por las cuentas corrientes. Durante el pasado año la banca subió, en bloque, los costes de sus cuentas y endureció las condiciones de vinculación para no pagarlas, explican fuentes del comparador de productos financieros HelpMyCash.com

Publicidad:

Santander One ya es una realidad

Los últimos clientes afectados por esta política han sido los del Santander que durante este mes se han visto obligados a aceptar las condiciones de Santander One, una nueva cuenta corriente con un coste de hasta 240 euros al año si no se cumplen las condiciones de vinculación. La entidad ya anunció el pasado año que su nuevo modelo de banca había llegado para sustituir a la mayoría de sus cuentas y ese momento ha llegado. El banco migró a los titulares de la Cuenta Día a Día a Santander One el pasado 11 de enero y convirtió la Cuenta 123, la que antaño fue su buque insignia, el 18 de enero. El 15 de febrero les tocará el turno a los titulares de la Cuenta Zero. 

Los clientes adheridos a Santander One que no quieran pagar comisiones deben cumplir tres requisitos: domiciliar sus ingresos; domiciliar tres recibos al trimestre o realizar seis movimientos con tarjeta cada tres meses, y, además, contratar un seguro, un producto de financiación o un producto de inversión.

Publicidad:

Unicaja sube las comisiones de sus cuentas

Unicaja también se ha subido al carro de las comisiones. El banco malagueño ha anunciado recientemente que pasará de cobrar 84 euros al año por el mantenimiento de sus cuentas corrientes a 120 a partir del 15 de marzo. Una subida del 43%. ¿Y qué hay que hacer para no pagar? Los clientes adheridos al Plan Cero podrán seguir operando gratis. Para acogerse a este programa es necesario domiciliar ingresos regulares, realizar un consumo mínimo con tarjeta y cumplir un requisito extra: contratar un seguro o tener al menos 6.000 euros en cuentas, planes, seguros de ahorro o fondos. 

El aumento generalizado de comisiones ha levantado ampollas entre los consumidores. Muchos pusieron de manifiesto su enfado en las redes sociales el pasado año. Y es que el Santander y Unicaja no han sido los únicos en seguir esta estrategia. CaixaBank, Bankia y otras entidades también elevaron sus tarifas el año pasado. 

Los bancos penalizan a los ahorradores

En un entorno en el que el coste de las cuentas corrientes está subiendo, algunos bancos han ido un paso más allá y han decidido trasladar los tipos negativos del Banco Central Europeo a los ahorradores, explican los expertos de HelpMyCash. Hasta ahora, únicamente se había cobrado por los depósitos a grandes empresas y a grandes patrimonios. 

Publicidad:

BBVA ha avisado que empezará a cobrar un 0,025% mensual (0,3% anual) a los clientes que no estén vinculados y tengan un saldo de más de 100.000 euros en cuentas y depósitos (la comisión se aplicará sobre el importe que exceda los 100.000 euros). ING, por su parte, penalizará a los ahorradores que tengan 30.000 euros en su cuenta naranja y no tengan domiciliados sus ingresos en el banco con una comisión de 10 euros al mes a partir de abril. 

En realidad, esta era una amenaza que sobrevolaba el sector desde hacía meses y que, al final, se ha acabado convirtiendo en realidad. En cualquier caso, cobrar por los depósitos a los particulares no es, de momento, una medida generalizada. María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter, anunció en la última presentación de resultados que no tenían intención de cobrar a los particulares por los depósitos. 

Bancos que no cobran comisiones

Publicidad:

La banca online y las entidades fintech se han mantenido al margen de esta tendencia. Incluso algunos bancos tradicionales, incluidos aquellos que han subido recientemente el coste de sus cuentas, mantienen en su catálogo cuentas sin comisiones digitales que no exigen ningún tipo de vinculación. Este tipo de cuentas, por un lado, funcionan como gancho para captar nuevos clientes y, por el otro, permiten liberar las sucursales, ya que la operativa asociada es gratuita cuando se realiza online, por lo que el cliente acaba operando por Internet. 

Son varios los bancos que comercializan cuentas corrientes sin comisiones y sin vinculación. La Cuenta Corriente Open de Openbank o las de imagin, Orange Bank y N26 son ejemplos de cuentas en manos de bancos online y entidades fintech que ofrecen un producto gratis sin necesidad de vincularse. Dentro de la banca tradicional entidades como BBVA, con su popular Cuenta Online Sin Comisiones, Bankia, Liberbank, Abanca o Cajamar ofrecen cuentas sin nómina gratuitas, aunque algunas solo están disponibles para nuevos clientes.

🔎 | Euribor.com.es

Trikooba se sustenta únicamente gracias a sus lectores. Recuerda que siempre puedes apoyarnos de una manera totalmente gratuita, o realizando una mínima aportación económica. SI quieres saber cómo, haz clic aquí: Apoya el Blog

Deja un comentario