La policía de Singapur accede a los datos de la app de rastreo COVID para investigaciones criminales


En otro caso en el que la teoría de la conspiración se convierte en un hecho, la policía ahora puede usar una aplicación de rastreo de coronavirus en Singapur para rastrear a los ciudadanos para investigaciones criminales, según Channel News Asia .

En junio, Singapur implementó un programa obligatorio de rastreo de COVID-19 que identificaría a las personas que habían estado en contacto con los portadores del virus. Los datos privados son administrados por el departamento de salud del gobierno y se almacenan en un servidor durante 25 días. Todos los datos están encriptados para restringir el acceso de terceros.

En ese momento, dijimos que las aplicaciones de rastreo «marcarían el comienzo de un estado de vigilancia masiva» donde «nadie está a salvo del gobierno».

Y de hecho, ese es el caso de Singapur. Aproximadamente el 80% de los 5,6 millones de habitantes del país han descargado TraceTogether. El gobierno le dijo a la gente que la adopción masiva de la aplicación le permitiría al país reducir las restricciones de distanciamiento social.

Sin embargo, como señala Channel News Asia , la Policía de Singapur ahora puede acceder a los datos de ubicación de TraceTogether para investigaciones criminales.

«El Gobierno es el custodio de los datos de TT (TraceTogether) presentados por las personas y se han implementado medidas estrictas para salvaguardar estos datos personales», dijo el lunes el ministro de Estado de Asuntos Internos, Desmond Tan, al Parlamento.

Una declaración de privacidad en la aplicación originalmente decía que los datos recopilados solo se usarían «para fines de rastreo de contactos». Inmediatamente después de los comentarios de Tan al Parlamento, se actualizó la declaración de privacidad.

Ahora dice: «Los agentes de policía autorizados pueden invocar los poderes del Código de Procedimiento Penal (CPC) para solicitar a los usuarios que carguen sus datos de TraceTogether para investigaciones penales».

A medida que los países se apresuraron a desarrollar aplicaciones de rastreo en 2020 con el pretexto de mitigar la propagación del virus, parece que las aplicaciones no son más que herramientas de vigilancia para que el gobierno rastree a sus ciudadanos, bueno, al menos, en Singapur.

🔎 | ZeroHedge


Trikooba se sustenta únicamente gracias a sus lectores. Puede apoyarnos de una manera totalmente gratuita, o realizando una mínima aportación económica. Apoya el Blog 🤝

Comparte el artículo y ayuda aumentando su visibilidad:

Deja un comentario