El oficial que disparó y mató a una mujer durante el caos en el Capitolio fue suspendido y se enfrenta a un sondeo interno


Después del caos de ayer en Capitol Hill, que dejó una mujer muerta por herida de bala y otros tres fallecidos por emergencias médicas no relacionadas, finalmente la Policía del Capitolio publicó un comunicado.

En él, el jefe de policía Steven Sund denunció a los miles de manifestantes que luego participaron en el asalto al Capitolio como criminales, condenando su «comportamiento criminalmente desenfrenado».

Aunque los manifestantes estaban decididos a causar «un gran daño», dijo Sund, el oficial, que no fue identificado, responsable de disparar y matar a una manifestante llamada Ashli ​​Babbitt, fue puesto en licencia administrativa. Sus poderes policiales han sido suspendidos «en espera del resultado de una investigación conjunta de la Policía Metropolitana y el USCP».

En cuanto a la fortificación del Capitolio, el Secretario del Ejército dijo el jueves que se erigirá un muro «no escalable» de dos metros alrededor del Capitolio durante los próximos 30 días.

Varios miembros de la Administración, incluidos Mick Mulvaney y John Costello (un funcionario de nivel adjunto de Comercio) han renunciado, aunque ningún funcionario a nivel de gabinete ha dejado la administración todavía.

En un comunicado, Chad Wolf, el secretario de Seguridad Nacional, también criticó a los manifestantes que participaron en los disturbios de corta duración en el Capitolio.

El número de arrestos vinculados a los disturbios del miércoles ya ha aumentado a 68, según el jefe de la policía metropolitana de Washington DC. El fiscal general de Estados Unidos en funciones dice que algunos participantes serán arrestados el jueves mientras la investigación está en curso. El ex fiscal general Bill Barr dijo anteriormente que Trump había cometido una «traición a su oficina y sus partidarios», y agregó que «orquestar una turba para presionar al Congreso es imperdonable».

Mientras se hablaba de que el gabinete de Trump se movía para invocar la Enmienda 25, o de que los demócratas intentaban acusarlo nuevamente, Trump respondió prometiendo una «transición ordenada» el 20 de enero, aunque una vez más se negó a aceptar los resultados de las elecciones. «Estoy totalmente en desacuerdo con el resultado de las elecciones y los hechos me confirman», dijo. Si logran destituir a Trump, no lo destituirían simplemente de su cargo: se le prohibiría volver a postularse.

Si bien más empresas de tecnología, más recientemente, Shopify de Canadá, se movilizan para bloquear a Trump o las cuentas relacionadas con Trump, los críticos exigen que Facebook y Twitter prohíban permanentemente a Trump el uso de la plataforma, después de emitir suspensiones temporales ayer.

🔎 | ZeroHedge


Trikooba se sustenta únicamente gracias a sus lectores. Puede apoyarnos de una manera totalmente gratuita, o realizando una mínima aportación económica. Apoya el Blog 🤝

Comparte el artículo y ayuda aumentando su visibilidad:

Deja un comentario