La vacunación contra el COVID-19 divide a la sociedad alemana


Alemania considera la posibilidad de levantar algunas restricciones a quienes ya hayan sido vacunados contra el coronavirus. La decisión, sin embargo, podría llevar al surgimiento de una división social en el país.

«Aerolíneas que solo transportan vacunados. Estadios donde solo se permiten aficionados inmunizados. El debate sobre la posibilidad de levantar las restricciones por el coronavirus a las personas que ya hayan sido vacunadas se está volviendo más candente», afirma el medio alemán Die Welt.

La posible concesión de privilegios a los que reciban primero la vacuna contra el COVID-19 causa controversia entre los expertos.

«En esta situación, debe hacerse la pregunta: ‘¿Por qué deberíamos restringir la libertad personal si no es necesario?», afirmó Christine Aschenberg-Dugnus, experta en políticas de salud del Partido Democrático Libre (FDP) de Alemania al medio.

Algunos abogados constitucionales consideran que no se trata de dar privilegios a ciertos ciudadanos, sino de devolverles sus derechos constitucionales básicos que se suspendieron a raíz de la pandemia de coronavirus.

«Tan pronto como quede claro que los vacunados ya no representan una amenaza de contagio, entonces, desde el punto de vista de la ley, no hay razón para limitar a las personas en sus derechos constitucionales», expresó Hans-Jürgen Papier, expresidente del Tribunal Constitucional de Alemania.

Hasta el momento, el Gobierno alemán se niega a dividir a las personas en vacunadas y no vacunadas y refuerza que es necesario mostrar solidaridad con quienes todavía no han sido inmunizados. 

Pese a que se opone a la idea, el ministro de Salud del país, Jens Spahn, no descarta la posibilidad de la introducción de los «privilegios» a los vacunados. Esto se debe, parcialmente, a que no se puede prohibir que empresas privadas no atiendan a visitantes no vacunados, ya que eso violaría la Constitución.

«Basándome en lo que sé de jurisprudencia, si dices que quieres admitir solo a los que han recibido la vacuna, desde el punto de vista del derecho civil, es posible», afirmó Spahn.

De momento, solo existe una vacuna, sin la cual no se prestan ciertos servicios en el país: la inyección contra el sarampión. En el país, los niños solo pueden estudiar en las escuelas si han sido inmunizados contra esta enfermedad.

Por su parte, Volker Boehme-Nessler, especialista en derecho constitucional, subrayó que «el Estado debe evitar que ocurra la discriminación y la estigmatización«. 

«Mi argumento es a favor de limitar la libertad de comercios, restaurantes y otros establecimientos para evitar el surgimiento de una sociedad de dos clases en la que las personas estén divididas según su estado de salud», destacó el académico.

🔎 | MundoSputnikNews


Trikooba se sustenta únicamente gracias a sus lectores. Puede apoyarnos de una manera totalmente gratuita, o realizando una mínima aportación económica. Apoya el Blog 🤝

Comparte el artículo y ayuda aumentando su visibilidad:

Deja un comentario