‘Todo sigue un guion’: Funcionarios canadienses olvidan apagar sus micrófonos antes de una conferencia sobre el COVID-19


Los dos principales médicos de la provincia más poblada de Canadá fueron atrapados en un momento en que sus micrófonos estaban encendidos antes de una conferencia de prensa programada que trataría temas del COVID-19, charlando entre ellos y comentando que dicen «lo que sea” que los guionistas «escriban para mi».

En un extraño momento capturado en video de la conversación privada entre dos altos funcionarios del gobierno el pasado lunes, la jefa médica adjunta de Salud de Ontario, Dra. Barbara Yaffe, dijo: «No sé por qué traigo todos estos documentos, nunca los miro».

«Solo digo lo que me escriben», añade Yaffe con una risa en su voz.

A esto, el principal médico de Ontario y director médico de Salud, el Dr. David Williams, responde: «Es gracioso. Sí, lo mismo digo».

El momento de sinceridad se hizo viral en las redes sociales y provocó el desprecio inmediato del diputado independiente de Ontario, Randy Hillier.

«Dr. Yaffe: ‘Solo digo lo que escriben para mí’. Suena como todos los miembros de las juntas electorales, que he conocido durante 14 años en el cargo. Sigue las órdenes, haz lo que te dicen; la obediencia, no el intelecto, te mantiene en tu posición privilegiada y bien remunerada, en la política o en la burocracia #onpoli», escribió Hillier en Twitter.

Hillier luego dijo en un tweet posterior que eventualmente, los secretos salen a la luz pública.

«Es imposible mantener un secreto o una mentira, para siempre. Siempre habrá un breve e inesperado momento de franqueza y honestidad», escribió Hillier.

En una declaración enviada a los medios, la Dra. Yaffe dijo que estaba simplemente «bromeando» con Williams antes de la conferencia de prensa.


EXTRA:

La hipocresía del teatro pandémico


«Mis comentarios fueron escuchados en un micrófono en directo antes de la actualización del lunes a las 3 p.m. sobre temas del COVID-19, fue una broma con el Dr. Williams», dijo Yaffe en su declaración.

«Me refería al hecho de que mi equipo de comunicaciones me había preparado para estas actualizaciones con observaciones investigadas y examinadas. Por supuesto, hablo libremente y no tengo apuntes para responder a las preguntas de los medios. También estaba reflexionando con el Dr. Williams sobre por qué llevo encima documentación extra».

En otro tweet sobre el momento del micrófono encendido entre los doctores de Ontario, Hillier dio su opinión sobre quiénes son «ellos» en los comentarios de Yaffe.

«Muchos se han preguntado quiénes son ‘ellos’. Son el poder extraparlamentario invisible en la política. Los grupos de presión, los encuestadores, el personal superior, los financiadores de los partidos y los donantes corporativos, son a quienes los miembros electos se inclinan. Yaffe & Williams saben quiénes son ‘ellos’ y también @fordnation», comentó Hillier en Twitter.

Durante su conferencia de prensa del lunes, la Dra. Yaffe dijo que la nueva vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech podría no prevenir la infección, y que la gente todavía necesita «protegerse» después de recibir la vacuna.

«Incluso cuando alguien se vacuna, necesita protegerse a sí mismo y a los demás de la propagación de la infección», dijo Yaffe.

La vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech fue aprobada por el Ministerio de Salud de Canadá la semana pasada, y las provincias de todo el país ya han comenzado a administrarla.

Se ensayó, pero no se elaboró, como informó Children of God for Life (Organización provida sin fines de lucro), utilizando la línea celular HEK-293, que se derivó de feto abortado hace décadas.

La vacuna de Pfizer debe almacenarse a una temperatura extremadamente baja de -70 grados centígrados, y hay otras preocupaciones sobre su seguridad, especialmente cuando se trata de mujeres y de efectos desconocidos sobre la fertilidad.

A principios de esta semana, el Ministerio de Salud de Canadá dijo que los canadienses que tienen alergias no deberían tomar la vacuna Pfizer-BioNTech, ya que podría causar reacciones alérgicas graves.

La semana pasada, la ministra de Salud de Ontario, Christine Elliott, sugirió que Ontario podría elaborar un «pasaporte de inmunidad» como comprobante de haber recibido la vacuna contra el COVID-19. Sin dicho pasaporte, la capacidad de moverse libremente podría ser limitada.

«Eso va a ser muy importante para que la gente tenga una [prueba de la vacuna contra el COVID] para viajar, tal vez por motivos de trabajo, para ir a teatros o cines o cualquier otro lugar donde la gente esté en contacto físico más cercano cuando pasemos lo peor de la pandemia», dijo Elliott a los periodistas.

En cuanto a Williams, dijo anteriormente que la constancia de la vacunación contra el COVID-19 podría ser obligatoria para que la gente se mueva libremente, sin embargo, dijo que la vacuna no sería obligatoria.
El primer ministro de Ontario, Doug Ford, dijo que no hará obligatoria la vacuna COVID-19 en Ontario, pero que instará a la gente a recibirla. Elliot también dijo que sería voluntaria, pero sugirió que la capacidad de las personas para moverse libremente podría ser limitada si uno decide no aplicársela.

Traducido de Natural News por Tierrapura.org


Trikooba se sustenta únicamente gracias a sus lectores. Puede apoyarnos de una manera totalmente gratuita, o realizando una mínima aportación económica. Apoya el Blog 🤝

Comparte el artículo y ayuda aumentando su visibilidad:

Deja un comentario