Shock anafiláctico a los 10 minutos de recibir la vacuna: nuevo caso de reacción adversa a la inyección de Pfizer

Publicidad


Una trabajadora de la salud en la ciudad estadounidense de Juneau, Alaska, tuvo este miércoles una fuerte reacción alérgica tras serle inyectada la vacuna de Pfizer y BioNTech contra el covid-19, informa The New York Times.

Según se detalla, 10 minutos después de ser vacunada, la mujer, de edad media y sin historial previo de alergias, mostró síntomas reactivos como, entre otros, enrojecimiento de la piel y dificultades para respirar.


Publicidad


Fue trasladada de inmediato a cuidados intensivos, recibió una inyección de epinefrina que la hizo sentirse mejor, dijo al diario Lindy Jones, director del departamento de emergencias del Bartlett Regional Hospital, centro donde ocurrió el incidente.

«Ella está sana y bien», remarcó Jones, y aseguró que la mujer no perdió el entusiasmo por haber sido vacunada.

La portavoz de Pfizer, Jerica Pitts, afirmó que la empresa trabaja con las autoridades locales para esclarecer detalles de lo sucedido. «Supervisaremos de cerca todos los informes que sugieran reacciones alérgicas graves después de la vacunación, y actualizaremos las prescripciones de la etiqueta en caso de ser necesario», garantizó.

(Actualización 18/12) Un segundo trabajador de la salud en Alaska también ha sufrido una reacción adversa grave a la vacuna de Pfizer contra el COVID. El segundo caso parece ser leve aunque es similar al primero, el cual aun permanece hospitalizado.

“Un segundo miembro del personal experimentó hinchazón en los ojos, mareos y picazón en la garganta diez minutos después de haber sido inyectado con la vacuna hoy. Su reacción no se consideró anafilaxia “, dijo el hospital en un comunicado.


Publicidad


El trabajador afectado recibió inmediatamente inyecciones de antihistamínicos y “se sintió completamente normal” una hora después del incidente. No quedó claro si ha tenido antecedentes de alergias o no.

Los hechos se suman a otro ocurrido la semana pasada, cuando dos trabajadoras sanitarias británicas sufrieron también reacciones anafilácticas después que se les administró la vacuna de Pfizer.

A diferencia de la médica de Alaska, ambas eran y son alérgicas, una a los huevos y otra a varios medicamentos. En uno y otro caso se les inyectó epinefrina y se recuperaron prontamente. Adicionalmente, una tercera persona del Reino Unido mostró síntomas de «una posible reacción alérgica», según las autoridades del país.

Como resultado de estos casos, June Raine, jefa de la agencia británica de regulación de medicamentos, advirtió que «cualquier persona con antecedentes de anafilaxia ante una vacuna, medicamento o alimento, no debe recibir la vacuna de Pfizer y BioNTech».


Publicidad



Trikooba se sustenta únicamente gracias a sus lectores. Puede apoyarnos de una manera totalmente gratuita, o realizando una aportación económica.

Comparte el artículo y ayuda aumentando su visibilidad:

Deja un comentario