Científicos crean psicodélicos sin alucinaciones que podrían combatir múltiples enfermedades


Científicos de California han creado una versión no alucinógena de la droga psicodélica ibogaína que, según dicen, podría tratar múltiples enfermedades, desde la depresión, la adicción, trastornos psiquiátricos y hasta el trastorno de estrés postraumático (TEPT).

La nueva molécula, llamada tabernanthalog o TBG, es un análogo sintético de la ibogaína, que mantiene todos los beneficios terapéuticos reportados sin ninguno de los efectos secundarios que incluyen alucinaciones pero también toxicidad cardíaca. 

Ibogaína

La evidencia anecdótica sugiere que la ibogaína puede reducir los antojos de drogas y prevenir las recaídas, pero la investigación existente con psicodélicos psicoactivos es a menudo desordenada y complicada dada la cantidad de tiempo y la cantidad de supervisión de los pacientes que se requiere por razones de seguridad. 

«Los psicodélicos son algunas de las drogas más poderosas que conocemos que afectan el cerebro», dijo David Olson, profesor asistente de química en la Universidad de California en Davis y autor principal del artículo. «Es increíble lo poco que sabemos sobre ellos».

Los efectos secundarios de la ibogaína incluyen alucinaciones y toxicidad cardíaca, que le otorgan una clasificación de sustancia controlada de la Lista 1 según la ley estadounidense. Pero el análogo sintético producido por Olson y su equipo es soluble en agua, menos tóxico que su contraparte natural y, según reportan los científicos, tiene un riesgo muy reducido de inducir un paro cardíaco en los pacientes. 

Colored image of nerve cells.
Imagen de las células nerviosas por Lindsay Cameron, UC Davis.

Los investigadores notaron que el fármaco tenía efectos similares en las células nerviosas que los observados en fármacos como la ketamina, LSD, MDMA y DMT.

En ensayos con animales, la droga se mostró prometedora en el tratamiento de la adicción a las drogas en ratones, mientras que la contracción de la cabeza asociada con las alucinaciones estuvo ausente, lo que indica una psicoactividad muy reducida. 

Los ratones entrenados para consumir alcohol redujeron el consumo después de una dosis de TBG. 

Ver las imágenes de origen

Las ratas adiestradas utilizando señales audiovisuales para esperar dosis de heroína que desarrollaron síntomas de abstinencia cuando se les quitó el opiáceo, también vieron mejoras significativas en la prevención de recaídas a través del tratamiento con TBG. 

Los investigadores sospechan que el psicodélico sintético cambia los neutrones en los circuitos cerebrales asociados con la depresión, la ansiedad, el trastorno de estrés postraumático y la adicción, y que puede resultar ser un fármaco revolucionario de usos múltiples para tratar algunas de las condiciones más intratables que afectan a la humanidad. 

«Nos hemos centrado en tratar una enfermedad psiquiátrica a la vez, pero sabemos que estas enfermedades se superponen», dijo Olson. «Podría ser posible tratar múltiples enfermedades con el mismo medicamento».

“Necesitamos un medicamento que la gente pueda guardar en su botiquín y este es un paso significativo en esa dirección” , agregó.

Ucdavis.edu | New Compound Related to Psychedelic Ibogaine Could Treat Addiction, Depression


Trikooba se sustenta únicamente gracias a sus lectores. Puede apoyarnos de una manera totalmente gratuita, o realizando una mínima aportación económica. Apoya el Blog 🤝

Comparte el artículo y ayuda aumentando su visibilidad:

Deja un comentario