«No es una teoría de la conspiración»: el primer ministro de Alberta (Canadá) emite una grave advertencia sobre el inminente «Gran Reinicio»

Publicidad


El primer ministro de la provincia canadiense de Alberta, rica en petróleo, Jason Kenney, ha dado la voz de alarma sobre el llamado Gran Reinicio, describiéndolo como una «bolsa de sorpresas de ideas de izquierda, por menos libertad y más gobierno».

En un video explicativo de cuatro minutos de duración en sus canales de redes sociales, Kenney dice que el Gran Reinicio «no es una teoría de la conspiración, sino un conjunto real de propuestas concretas» basadas en un libro del mismo nombre de Klaus Schwab. 


Publicidad


Schwab es el presidente y fundador del Foro Económico Mundial, también conocido como Davos, o como lo describe Kenney, la «mayor reunión de hipócritas globales de la historia».

Manifestación contra las restricciones del coronavirus en Londres, Reino Unido. | © REUTERS / Henry Nicholls

El primer ministro afirma que Schwab envió una copia a todos los líderes gubernamentales del mundo, detallando su tesis de que los gobiernos y las sociedades deberían aprovechar la oportunidad de la salud pública y la crisis económica provocada por la pandemia de Covid-19 para re -imaginar el mundo y cambiar radicalmente las políticas.

Claramente no es un fanático del liderazgo globalista, Kenney critica a las élites de Davos que presumen de «sermonear a los trabajadores y trabajadoras sobre cómo deben reducir su huella de carbono» con «una hipocresía tan gruesa que ni siquiera se puede cortar con un cuchillo».

Jason Kenney. FOTO: PRENSA CANADIENSE / JASON FRANSON

A lo largo del video, Kenney denuncia las políticas propuestas que, en su opinión, crearían una pobreza masiva, en particular las políticas energéticas defendidas por algunas personas muy influyentes, incluido el propio primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

Kenney también dijo que los políticos y líderes mundiales no deben «explotar o aprovechar una crisis para promover una agenda política», con un definitivo y canadiense: «¡diablos no!»


Publicidad


«Si realmente estamos todos juntos en esto, como seguimos diciendo, ¿qué tal si nos enfocamos en la crisis, en proteger vidas y medios de vida, ayudar a las personas» , dice Kenney, afirmando que la alternativa propuesta por los defensores del Gran Reinicio equivale a «un montón de políticas socialistas fallidas». 

Sugiere, en cambio, que el enfoque debería estar en generar crecimiento económico, reiniciar algunos de los cientos de miles de negocios que se habrán hundido y ayudar a los desempleados por el Covid-19 en todo el mundo a volver a trabajar. 


Trikooba se sustenta únicamente gracias a sus lectores. Puede apoyarnos de una manera totalmente gratuita, o realizando una aportación económica.

Comparte el artículo y ayuda aumentando su visibilidad:

Deja un comentario