El monolito del desierto de Utah desaparece misteriosamente durante la noche

Publicidad


La críptica estructura de metal que ha cautivado la imaginación de las personas desde que fue descubierta en el desierto de Utah la semana pasada, ha sido robada, según los decepcionados peregrinos que viajaron cientos de kilómetros para verla.

La Oficina de Administración de Tierras de Utah ha confirmado una serie de  «informes creíbles» de que el monolito ya no existe, diciendo que la estructura fue tomada por una «persona o grupo» desconocido el viernes por la noche.


Publicidad


Las autoridades dijeron que no tienen idea de quién quitó el obelisco, y todavía están rascándose la cabeza sobre quién lo instaló allí en primer lugar, posiblemente hace años.

«Hemos recibido informes fidedignos de que la estructura instalada ilegalmente, conocida como el» monolito «ha sido eliminada por una parte desconocida».

Los mochileros y cazadores de emociones, que acudieron en masa al área inmediatamente después de que los detectives en línea identificaran su ubicación, creen que el artefacto fue robado en lugar de ser tomado por sus legítimos dueños, ya sean terrestres o extraterrestres.

Unos testigos contaron cómo cuatro hombres removieron la misteriosa estructura, que fue descubierta el pasado 18 de noviembre en el desierto de Utah (EE.UU.) y desapareció solo 10 días después, recoge The New York Times.

El fotógrafo de Edwards (Colorado), Ross Bernards, afirmó que viajó al lugar el pasado viernes para ver el famoso monolito y entonces observó a un grupo de hombres que empezó a inclinarlo. La estructura cayó al suelo y los desconocidos la destrozaron y se la llevaron en una carretilla. «Mientras se marchaban con las piezas, uno de ellos dijo: ‘No dejen rastros'», declaró el fotógrafo.

Por temor a una confrontación con los hombres, Bernards no los fotografió, pero su amigo, Michael James Newlands, de Denver, captó algunas imágenes, que muestran en la oscuridad a un grupo cerca del objeto derribado, que era hueco y tenía un marco de madera contrachapada. «Debieron pasar 10 o 15 minutos como máximo entre que derribaron el monolito y lo sacaron», señaló, agregando que los autores actuaban como si pensaran que era «su misión».


Publicidad


📸: Kelsea Dockham | Canyon State

Mientras tanto, alguien instaló un pequeño montón de piedras que marca el lugar donde la misteriosa estructura una vez estuvo, según una serie de fotos compartidas por otro excursionista y campista, Richard Michaelson.

📸: Richard Michaelson
📸: Richard Michaelson


Trikooba se sustenta únicamente gracias a sus lectores. Puede apoyarnos de una manera totalmente gratuita, o realizando una aportación económica.

Comparte el artículo y ayuda aumentando su visibilidad:

Deja un comentario