Un estudio danés arroja dudas sobre la efectividad del uso de mascarillas


Los resultados del estudio danés sobre las mascarillas, retrasado durante mucho tiempo, Damask-19, finalmente se han publicado y revelaron poca diferencia en las tasas de infección por Covid-19 entre los participantes enmascarados y desenmascarados.

Hace aproximadamente 1 mes, en Trikooba informamos sobre dicho estudio que al parecer no querían publicar las prestigiosas revistas médicas, ya que, según los autores, nadie era lo «suficientemente valiente» para hacerlo

Llevado a cabo en la primavera con más de 6.024 participantes adultos, el estudio aleatorizado pone de manifiesto la limitada eficacia de la mascarilla.

Los investigadores del Hospital Universitario de Copenhague dividieron a los participantes en dos grupos; a los enmascarados y desenmascarados, a todos los cuales se les pidió que pasaran al menos tres horas al día fuera de su casa. Solo se aceptaron aquellos cuyas ocupaciones no requerían el uso de mascarillas sin una infección previa conocida por SARS-CoV-2.

El ensayo se realizó en Dinamarca en un momento en que el transporte público y las tiendas funcionaban con normalidad, mientras que se fomentaba el distanciamiento social, la socialización limitada, la higiene de manos y la exposición limitada a grupos vulnerables en hospitales y hogares de ancianos. El uso de máscaras en público era poco común en este momento.

La mitad de los participantes recibieron 50 mascarillas desechables, que se les pidió que se cambiaran cada ocho horas de uso.

Después de un mes, todos los participantes fueron evaluados con la reacción en cadena de la polimerasa (PCR), anticuerpos y pruebas de flujo lateral. 

Los investigadores no encontraron diferencias estadísticamente significativas entre los usuarios con mascarillas y los participantes sin ella; El 1,8 por ciento de los usuarios de mascarillas contrajeron Covid-19, mientras que el 2,1 por ciento del grupo de control desarrolló la enfermedad. 

Tabla con datos del estudio danés sobre el uso de mascarillas.

La evidencia del estudio Damask-19 excluye un gran efecto protector personal del uso de mascarillas, pero no puede excluir definitivamente «ningún efecto». En otras palabras, demuestra que las máscaras no pueden detener la propagación del coronavirus, aunque el estudio no llega a demostrar que son completamente ineficaces.

Según cierta cobertura , nueve ensayos anteriores que examinaron la eficacia de las mascarillas para limitar la propagación de enfermedades similares a la influenza transmitidas por el aire, dos de los cuales se centraron específicamente en los trabajadores de la salud, mientras que los siete restantes examinaron la transmisión comunitaria, tuvieron hallazgos similares. 

A pesar de que la pandemia ha estado asolando todo el mundo durante meses, solo se han realizado tres ensayos comunitarios que comparan el uso de máscaras con alternativas: uno en Guinea-Bissau, uno en India y este último en Dinamarca. 


Trikooba se sustenta únicamente gracias a sus lectores. Puede apoyarnos de una manera totalmente gratuita, o realizando una mínima aportación económica. Apoya el Blog 🤝

Comparte el artículo y ayuda aumentando su visibilidad:

Deja un comentario