Los científicos maniobran por primera vez un microbot a través del colon de un animal vivo

Publicidad


En un avance que podría ayudar a revolucionar la medicina, los científicos han pilotado con éxito un microbot diminuto que se tambalea dentro del colon de un animal por primera vez.

La máquina en miniatura tiene solo el tamaño de unos pocos cabellos humanos, pero promete tener un impacto masivo, ya que podría usarse para una serie de propósitos médicos, incluida la administración y monitoreo de medicamentos.


Publicidad


La máquina es tan pequeña que ni siquiera puede llevar una batería y, en cambio, se alimenta y se controla de forma inalámbrica desde el exterior gracias a la magia de los campos magnéticos.

El robot rectangular ya había demostrado que podía navegar con éxito en superficies secas y mojadas, así como en pendientes ascendentes y descendentes. Su peculiar acción de volteo fue diseñada específicamente para hacer frente al terreno impredecible dentro del colon de un animal.

RT
El microrobot se puede ver justo a la derecha de la ‘U’ en Estados Unidos en este centavo. 
© Imagen de la Universidad de Purdue / Georges Adam

«Cuando aplicamos un campo magnético externo giratorio a estos robots, giran como lo haría un neumático de automóvil para atravesar un terreno accidentado», explicó el ingeniero mecánico David Cappelleri, de la Universidad de Purdue. «El campo magnético también penetra de forma segura en diferentes tipos de medios, lo cual es importante para usar estos robots en el cuerpo humano».

El estudio se realizó en ratones que estaban bajo anestesia. Se eligió el colon porque tiene un punto de entrada conveniente, ejem, y también porque es muy desordenado, lo que lo convierte en el campo de prueba ideal para un microbot. 

Mover un robot por el colon es como usar el andador de personas en un aeropuerto para llegar más rápido a una terminal”, dice otro miembro del equipo de investigación, el ingeniero biomédico Luis Solorio. «No solo se mueve el piso, sino también las personas que te rodean».


Publicidad


“En el colon, tienes todos estos fluidos y materiales que siguen el camino, pero el robot se mueve en la dirección opuesta. No es un viaje fácil «.

Una vez que el pequeño robot terminó de realizar su tarea, salió del cuerpo junto con el resto de los desechos del colon, por lo que no hubo una operación de recuperación difícil.

Una vez declarados seguros para los humanos, estos microrobots podrían evitar la necesidad de colonoscopias mínimamente invasivas al ayudar a recolectar tejido. También podrían usarse para entregar cargas útiles sin tener que hacer el trabajo de preparación necesario para las colonoscopias tradicionales.


Trikooba se sustenta únicamente gracias a sus lectores. Puede apoyarnos de una manera totalmente gratuita, o realizando una aportación económica.


Publicidad


Comparte el artículo y ayuda aumentando su visibilidad:

Deja un comentario