Un gran estudio concluye que el mercurio ahora puede figurar como «una causa de autismo»


Un nuevo estudio publicado en Pediatric Health Medicine and Therapeutics concluye que existe «una relación tan significativa entre el mercurio y el autismo, suficiente para que se incluya en la lista como causa del autismo»

New 100% mercury vaccine stopped in Phase III of trial due ...

Un nuevo estudio publicado en  Pediatric Health Medicine and Therapeutics  ha concluido que existe “una relación igualmente significativa entre la concentración de mercurio y el autismo. Por lo tanto, la concentración de mercurio puede incluirse como una causa patógena (causa de enfermedad) del autismo. El estudio también encontró que existen cantidades significativas de plomo en el cerebro de las personas con autismo.

Como explica el estudio:

En este estudio, buscando en las bases de datos Scopus, PubMed y Science Direct, se recopilaron 18 artículos realizados en diferentes países desde 1982 hasta 2019. La heterogeneidad de los estudios se investigó mediante el  índice I 2 . Los datos se analizaron utilizando el software R y STATA.

 En estos 18 estudios, se examinaron 1797 pacientes (981 casos y 816 controles) de 2 a 16 años. Se evaluó la concentración de las muestras (sangre, cabello y uñas) tanto para los grupos de casos como de control. No hubo una relación significativa entre la concentración de cobre y el autismo (DME (IC del 95%): 0,02 (-1,16,1,20); I 2 = 97,7%; P = 0,972); hubo una relación significativa entre la concentración de mercurio y el autismo (DME (IC del 95%): 1,96 (0,56,3,35); I 2 = 98,6%; P = 0,006); También hubo una relación significativa entre la concentración de plomo y el autismo (DME (IC del 95%): 2,81 (1,64,3,98); I 2 = 97,8%; P = 0,000).

Este es un hallazgo bastante significativo y complementa otros grandes estudios. Por ejemplo, un metaanálisis de 2013 publicado en el International Journal Bio Med Research encontró que:

“Los estudios en los que se basa el CDC y sobre los cuales ejerció algún nivel de control informan que no existe un mayor riesgo de autismo por la exposición al Hg orgánico en las vacunas, y algunos de estos estudios incluso informaron que la exposición al timerosal pareció disminuir el riesgo del autismo. Estos seis estudios contrastan fuertemente con las investigaciones realizadas por investigadores independientes durante los últimos 75 años o más, que han encontrado consistentemente que el timerosal es dañino. Como se mencionó en la sección Introducción, muchos estudios realizados por investigadores independientes han encontrado que el timerosal está asociado con trastornos del neurodesarrollo. Teniendo en cuenta que hay muchos estudios realizados por investigadores independientes que muestran una relación entre el timerosal y los trastornos del desarrollo neurológico, los resultados de los seis estudios examinados en esta revisión»

Aquí hay un video de la Universidad de Calgary que muestra cómo el mercurio daña el cerebro.

En la naturaleza, los metales tóxicos generalmente están unidos a otros elementos en lugar de estar presentes en su forma pura. Sin embargo, con el advenimiento de procesos industriales a gran escala para extraer metales de compuestos naturales, los humanos dejaron salir al genio de la botella, contribuyendo  significativamente  a la distribución de mercurio, aluminio y otros metales pesados ​​en el medio ambiente. Cuando se liberan de la sujeción semi-protectora de la naturaleza, estos metales » invariablemente tóxicos » causan estragos en los sistemas vivos, incluidos los humanos, los animales y las plantas por igual.

Los científicos de hoy en día han estado acumulando evidencia de la toxicidad del mercurio durante décadas, con un enfoque creciente en los últimos años en la asociación del metal con  trastornos del neurodesarrollo , incluido el  trastorno del espectro autista  (TEA). Un nuevo  artículo de revisión  en la revista multidisciplinaria  Environmental Research  reúne un amplio cuerpo de literatura con el objetivo de resumir la investigación actual y las tendencias emergentes en la toxicología del mercurio. Geir Bjørklund , autor principal del estudio, es el fundador del Consejo de Medicina Nutricional y Ambiental sin fines de lucro de Noruega   y ha publicado prolíficamente sobre temas relacionados con metales pesados, trastornos autoinmunes y TEA. –  Robert F. Kennedy Jr.

El mercurio no es el único problema.

Vacunas y autismo: una pediatra cruzó fuerte a un ...

Un artículo  publicado en 2018  descubrió grandes cantidades de aluminio en el tejido cerebral de personas con autismo. Ese documento en particular ahora se ha descargado más de 1 millón de veces.  El estudio fue realizado por el Dr. Christopher Exley, considerado uno de los principales expertos mundiales en toxicología del aluminio. Ha examinado más de 100 cerebros y el contenido de aluminio en las personas con autismo no se compara en absoluto con los cerebros «normales».

Él y un equipo de científicos de varios países publicaron recientemente  un artículo  en el  Journal of Trace Elements in Medicine and Biology  titulado » El papel de los adyuvantes de aluminio en las vacunas plantea problemas que merecen una ciencia independiente, rigurosa y honesta». En su publicación, aportan evidencias de su posición de que “la seguridad de los adyuvantes de vacunas a base de aluminio, como la de cualquier factor ambiental que presente un riesgo de neurotoxicidad y al que esté expuesto el niño pequeño, debe evaluarse seriamente sin más demora, particularmente en un momento en que los CDC anuncian una prevalencia cada vez mayor de trastornos del espectro autista, de 1 niño de cada 54 en los EE. UU. «

Puede leer más sobre el aluminio y las vacunas con más detalle aquí .

Por qué esto es importante:  algunas personas diagnosticadas con autismo pueden ser superdotadas, es un espectro amplio y otras pueden haber sufrido daño cerebral real y otros cambios debido a factores ambientales. Se pensó desde hace mucho tiempo que el autismo se debía a factores predominantemente genéticos, pero la ciencia y la creciente prevalencia del autismo han demostrado que los metales pesados, herbicidas, pesticidas y más deben considerarse y analizarse más a fondo.

Conclusión:  ¿Por qué la humanidad vive de una manera que contamina gravemente nuestro medio ambiente? ¿La atención médica realmente se trata de la atención médica o las ganancias son lo primero? ¿Qué tiempo de influencia tiene la industria farmacéutica en la política médica y la educación médica? ¿Por qué obedecemos las instrucciones transmitidas por algo que ha sido expuesto como extremadamente corrupto? ¿Por qué depender de otros para resolver nuestros problemas de salud en lugar de nosotros mismos? ¿Cuánto de lo que usamos como ‘medicina’ es realmente necesario? ¿Por qué vivimos como vivimos en nuestro planeta?

FUENTE:

https://www.collective-evolution.com/2020/10/01/large-study-says-mercury-can-now-be-listed-as-a-cause-of-autism/

Trikooba se sustenta únicamente gracias a sus lectores. Puede apoyarnos de una manera totalmente gratuita, o realizando una mínima aportación económica. Apoya el Blog 🤝

Comparte el artículo y ayuda aumentando su visibilidad:

Deja un comentario