El tratamiento del ‘caballo de Troya’ hace que el cáncer se autodestruya sin el uso de medicamentos


Según los informes, un nuevo tratamiento experimental engaña a las células cancerosas para que se autodestruyan, sin el uso de ningún fármaco, lo que brinda una nueva esperanza de ganar la guerra contra muchos tipos diferentes de la enfermedad.

El tratamiento involucra una nanopartícula recubierta de un aminoácido llamado L-fenilalanina. La sustancia química no se produce naturalmente en el cuerpo, sino que se absorbe de la carne y los productos lácteos que consumen los humanos. 

La L-fenilalanina es el cebo perfecto ya que es uno de los principales aminoácidos que las células cancerosas necesitan para crecer y extenderse por todo el cuerpo humano, causando estragos en el proceso.

El nuevo tratamiento novedoso ha demostrado ser increíblemente exitoso en ratones. El secreto es la nanopartícula Nanoscópica fenilalanina porosa Aminoácido Mimic, o Nano-pPAAM para abreviar.

Nano-pPAAM desencadena la sobreproducción de especies reactivas de oxígeno (ROS) que causa un efecto de cascada dentro de las células cancerosas, matándolas y dejando ilesas las células sanas circundantes. 

“En contra de la sabiduría convencional, nuestro enfoque implicó el uso del nanomaterial como fármaco en lugar [de] como portador de fármacos”, dice el científico de materiales Dalton Tay de la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur.

El método mata aproximadamente el 80 por ciento de las células cancerosas de mama, piel y estómago en ratones, a la par con los principales tratamientos de quimioterapia, pero sin los desagradables efectos secundarios. La investigación sobre nanopartículas generalmente se enfoca en usarlas como un mecanismo de administración de medicamentos, no como el tratamiento en sí. 

Sin embargo, todavía hay una larga serie de obstáculos regulatorios que superar antes de que el tratamiento esté disponible para pacientes humanos. 

Si se aprueba en los ensayos clínicos, también ayudará a combatir las formas recurrentes de cáncer resistentes a los medicamentos, proporcionando otro posible faro de esperanza; sin medicamentos contra los que luchar, el cáncer no tendrá nada que resistir.


Trikooba se sustenta únicamente gracias a sus lectores. Puede apoyarnos de una manera totalmente gratuita, o realizando una mínima aportación económica. Apoya el Blog 🤝

Comparte el artículo y ayuda aumentando su visibilidad:

Deja un comentario